Jon Nieve tras imaginarse un mundo sin váteres
Jon Nieve tras imaginarse un mundo sin váteres

El antepasado de Jon Nieve que inventó el trono definitivo: el inodoro

Jon Nieve ha mantenido en vilo a millones de espectadores con sus andanzas en Juego de tronos y, sin embargo, ninguna de sus hazañas en la ficción es tan apasionante como la anécdota de la que puede presumir el actor que le da vida, Kit Harington. Lo que parecía solo un rumor ha sido confirmado en varias entrevistas por el propio Harington: uno de sus antepasados inventó el trono más importante del mundo, el váter.

“Es cien por cien cierto”, asegura el intérprete. Mientras el personaje al que él da vida se ve envuelto en las disputas por el Trono de Hierro, un Harrington tan británico como él que habitó en la corte de Isabel I a finales del siglo XVI creó ese objeto sin el que hoy nada sería lo mismo. El inodoro tal y como lo conocemos en la actualidad, con su depósito de agua para quitar de en medio la inmundicia humana, es una realidad gracias a un tal John Harington.

El padre del retrete original y ancestro del hombre por el que suspira todo un ejército de seguidores y seguidoras fue en realidad un escritor que, de hecho, tuvo problemas a causa de su afilada pluma. Autor de versos picantones y, según el Harington que goza de fama internacional a día de hoy, responsable de “mala poesía”, John Harington fue expulsado de la corte después de publicar un texto cargando contra la monarquía.

¿A quién le importa este cacharro teniendo inodoro?

¿A quién le importa este cacharro teniendo inodoro?

En la actualidad, la memoria del Harington que instaló el primer inodoro en su mansión de Kelston es homenajeada a diario de una forma singular: muchos de los usuarios de la lengua de Shakespeare al otro lado del charco lo nombran cada vez que hacen uso de su revolucionario invento: los yanquis, para decir que van al baño, hacen uso del coloquial “ir al John”.

Si bien el origen de esta expresión ha dado lugar a más de un debate, la teoría más sólida es la que involucra al padre del invento y ancestro del televisivo Jon Nieve. De hecho, el propio Kit hace referencia a este asunto: “Me alegro de que no se le llame ‘el Harington’, como mi familia”. Temporadas y temporadas esperando para ver qué demonios pasa con el Trono de Hierro y, al final, lo importante ya sucedió hace siglos: un Harington diseñó el trono más importante del mundo.