Cuando crees que me ves, cruzo la pared. Hago chas y aparezco a tu lado
Cuando crees que me ves, cruzo la pared. Hago chas y aparezco a tu lado

Esta ‘startup’ quiere chivarle a tu jefe si estás buscando otro trabajo

Todo empieza con un mal día en el puesto de trabajo y un rato libre por internet. Un inocente paseo en LinkedIn, una búsqueda rápida en algún portal de empleo… Quieres cambiar de aires, salir de tu oficina para no volver y sí, por muy reprochable que suene, has empezado a buscar trabajo en esas horas en las que se supone que te estás ganando tu sueldo actual.

Pero cuidado, intrépido buscador de empleo. Tu jefe puede saber lo que estás haciendo sin necesidad de mirar fijamente la pantalla de tu ordenador cada vez que te descuides. Eso es lo que plantea la ‘startup’ neoyorquina Joberate, que está dispuesta a espiarte estés donde estés para cazarte en plena búsqueda de trabajo.

La herramienta creada por Joberate bucea en redes sociales para pillarte con las manos en la masa: en función de las cuentas a las que acabas de seguir en Twitter o los me gusta más recientes que has dado en Facebook, su algoritmo puede determinar si estás o no olisqueando el mercado laboral para atracar en un nuevo puerto.

Más allá de tu actividad en redes sociales, Joberate también puede rastrear pistas en el historial de navegación: ¿has recalado en la clásica página web con consejos para hacer un currículum perfecto? Date por pillado con las manos en la masa. Y no solo eso, sino que Joberate te juzgará sin piedad.

Otro día en la oficina

Otro día en la oficina.

Tras analizar la actividad social del empleado en cuestión y su recorrido por ese lugar llamado internet, se le asignará un J-Score, una puntuación con la que se estima la probabilidad de que estés buscando un nuevo trabajo en tus horas de curro. ¿Para qué quieren saberlo? Ahí ya puedes abrir un amplio abanico de posibilidades: para echarte una bronca monumental, para tocarte las narices un poco o, simplemente, para estar prevenidos e ir buscando tu recambio.

No obstante, Joberate no se anuncia como la herramienta de espionaje que es, claro. De hecho, la compañía explica que su invento es útil para saber cuándo el talento de otras empresas está buscando una salida: basta monitorizar las redes sociales de esos a los que un jefe ansíe tener en sus filas para que todas las alarmas salten. Será entonces cuando, probablemente, tu puesto esté en peligro y tengas que empezar a buscar. Y tu jefe lo sabrá, claro.