Dos personas encantadas de conocerse, a punto de debatir sobre la floración del naranjo tropical
Dos personas encantadas de conocerse, a punto de debatir sobre la floración del naranjo tropical

Oda a los (horribles) doblajes del porno

“¡Oh! ¡Sí! ¡Oh!”. En principio, los exigentes diálogos de un largometraje para adultos no deberían ser un problema a la hora de ser llevados a otros idiomas. Sin embargo, encontrar algo más cutre que el doblaje de una película porno es misión imposible. La pasión brilla por su ausencia entre los dobladores, y los pobres espectadores se ven obligados a sufrirlo.

En Pornhub lo saben y, además, son conocedores de que el porno es material de primera para hacer humor. El resultado de la ecuación no es otro que Porndub, una suerte de serie cómica hecha de recortes de películas pornográficas y mal dobladas a propósito. Todo ello, sin comprometer a sus espectadores: no hay ni una sola escena con contenido sexual en ella.

El vídeo es, en realidad, una sucesión de esas escenas (mayoritariamente absurdas) que nos regala la industria pornográfica como excusa para terminar filmando eso que los libros de texto denominan coito. Todas ellas, dobladas (en inglés) con disparatados acentos de distintos rincones de Estados Unidos de una forma tan burda que ni una palabra encaja a la perfección con el movimiento de labios del actor.

Entre otras cosas, esto sucede porque la mayor parte de los profundos y sesudos diálogos de las distintas películas porno han sido modificados para el doblaje de Porndub. Así, la llegada de una policía blanca a casa de un actor negro pasa de ser el preludio de un bonito acto de mestizaje sexual a convertirse en una parodia de las autoridades estadounidenses y sus preocupantes obsesiones raciales. “Tengo unos tres o cuatro amigos negros”, dice la actriz en la versión torticeramente doblada, imitando el típico argumento de todo aquel que quiere disfrazarse de persona tolerante sin ser nada de eso.

Por ahora, la plataforma de vídeos porno tan solo ha lanzado el primer vídeo, aunque según el portavoz de Pornhub, Chris Jackson, se publicarán nuevas entregas “una vez cada pocas semanas”.

Con esta nueva incursión nada pornográfica en YouTube, Pornhub se reafirma como un creador de contenido humorístico para adultos. Al fin y al cabo, llega tras el lanzamiento de una parodia porno de Padres forzosos y varios anuncios con los que lograron darle una sorprendente vuelta de tuerca al mundo de la publicidad.