Tras años esperando, llega el método alargapene avalado por las autoridades (Fuente: Miroslav Vadjic | Flickr)
Tras años esperando, llega el método alargapene avalado por las autoridades (Fuente: Miroslav Vadjic | Flickr)

El primer y único alargapenes avalado por las autoridades sanitarias

Internet se ha estremecido. Tras soportar innumerables anuncios de alargapenes con más aspecto de estafa que de método milagroso y efectivo para hacer del falo un miembro del que estar orgulloso, ha llegado el momento esperado por muchos: el alargapenes autorizado por las autoridades sanitarias ya es una realidad.

Nada de estirarse el pajarito ni de cortarse un tendón para que el pirulí cuelgue más. El método creado por un urólogo de Beverly Hills consiste en meter una especie de funda de silicona bajo el pene para conseguir que sea más largo y más ancho.

El método del doctor Elist asegura 5 o 6 centímetros más de pene (Fuente: Doctor Elist)

El método del doctor Elist asegura 5 o 6 centímetros más de pene (Fuente: Doctor Elist)

Cada cual puede elegir qué tamaño quiere llegar en la entrepierna. Hay L, XL y XXL y, si el hombre ha deseado desde tiempos inmemoriales tener un miembro admirable, ahora está a solo 13.000 dólares de conseguirlo, unos 12.000 euros.

Lo más llamativo del método del doctor Elist, llamado Penuma, es que no tiene nada que ver con esos pop-ups de las páginas web. De hecho, si bien aún no ha obtenido la aprobación completa de la administración sanitaria estadounidense, Penuma cuenta con un permiso que reconoce que el dispositivo es seguro y eficaz.

Según un estudio encargado por el propio doctor, de los 1.300 implantes hechos por Elist, el 95 %  han sido un éxito. Todos ellos disfrutan ahora de un pene entre 5 y 6 centímetros más grande.

Con el dinero suficiente y estando dispuesto a renunciar a cualquier actividad sexual durante las siguientes seis semanas, tener un pene más grande por fin parece posible. Y esto no es otro de esos pop-ups que inundan internet y que ahora, por cierto, pueden estar en peligro de extinción.