Se admite pago en efectivo y con microbios (Fuente: Pixabay)
Se admite pago en efectivo y con microbios (Fuente: Pixabay)

Un mundo sin billetes y monedas podría ser perjudicial para tu salud

Muchos quieren que en los próximos años el dinero en efectivo desaparezca. Una de las medidas del reciente pacto entre PP y Ciudadanos incluía mejorar los pagos electrónicos para cantidades pequeñas, y hasta Björn Ulvaeus, miembro de ABBA, lucha por erradicar billetes y monedas. Pero ojo, porque el combate contra el dinero y el mercado negro puede a la vez originar problemas de salud.

Según Chris Mason, un microbiólogo de la Cornell University, en Estados Unidos, los billetes del país son un buen medio de transporte para bacterias de todo tipo, dañinas o no: de acuerdo a una investigación de 2014, puede haber hasta 3000 tipos distintos (por no hablar de restos de cocaína, THC u orina), gracias a la pasta de algodón y lino con la que están fabricados. Así, si los billetes desaparecieran, muchos de estos microbios desaparecerían o se irían a otras superficies. Y eso puede ser bueno para los seres humanos… o no.

Mason explica que no hay datos sólidos sobre las enfermedades que transmiten esas bacterias, pero que la gente podría quedar más indefensa al cambiar el ecosistema microbiológico con el que cohabitan. Sin embargo, también puede suceder todo lo contrario.

¡Gérmenes para todos!

¡Gérmenes para todos!

Porque, a la vez, si los billetes que intercambiábamos todos los días incluyen patógenos y los hacemos desaparecer, estaríamos, en teoría, más sanos. Al final, es como una lotería. Mason también apunta que, si hubiera menos dinero en efectivo, la espalda de los hombres estaría mejor, por esa costumbre de llevar la cartera en el bolsillo trasero de los pantalones y sentarse sobre ella (que levante la mano quien no la haya sacado de allí en cuanto sus posaderas han rozado asiento).

Mientras los cambios se materializan, el dinero, con sus microbios y sus restos de cocaína, sigue ahí. No sabemos durante cuánto tiempo. En cualquier caso, a partir de ahora no mirarás los billetes y las monedas de la misma forma.